viernes, 1 de febrero de 2008

Estar a régimen... No es tan duro (II)


Bueno, seguimos con lo nuestro. Estábamos hablando ayer del pan. Durante los tres primeros meses es mejor no tomar nada de pan. Implica el pan a otros muchos alimentos, como son: la pasta, los fideos, los rebozados y cualquier cosa que contenga harina refinada.

Afortunadamente hay ya en el mercado, cada vez más, un montón de artículos integ
rales.

Un consejo importantísimo: Leed todas las etiquetas de las cosas que compréis. No os podéis ni imaginar cuántas de las cosas que compramos tienen azúcares en sus ingredientes. De verda
d, es impresionante. Desde la mahonesa, hasta los panes de molde, pasando por algunos embutidos, y por supuesto, la práctica totalidad de comidas preparadas o semi-preparadas. Es lógico. Todo lo que contiene cualquier tipo de glucosa está más rico e invita a comer más.
¿Os acordáis del anuncio de esas patatas fritas? su eslogan era "¿A qué no pued
es comer solo una?". Es por el efecto que hace en nuestro cuerpo el azúcar como hemos hablado antes.

Bueno, que me enrollo como las persianas. Sólo eso, leed todos los ingredi
entes y sed implacables. No compréis nada con azúcar o sino todo el esfuerzo hecho antes no servirá de nada.

Otro alimento prohibido totalmente (durante tres meses, luego
se puede introducir de vez en cuando y de alguna manera en concreto) son las patatas. Os aseguro que se puede vivir sin patatas fritas. Un truco genial: Cortad trozos de apio limpio y freírlo como si fueran patatas. Os sorprenderá su parecido (digo solo parecido).
Avisaros que también en los ingredientes de muchas cosas hay fécula de patata. No se compra tampoco. Cuando p
erdáis todos los kilos propuestos podréis tomarlas de vez en cuando sobre todo hervidas.

Arroz. Tampoco. Sólo de cuando en cuando, y siempre integral. (No vale el salvaje, ni el basmati, ni el thay...).

Y por último y no menos importante: Fuera el alcohol. Sobre todo, esos vinitos dulces que están tan ricos antes de comer. Si no os queda más remedio que tomarlo (por compromiso) tened la precaución de comer algo antes. No toméis alcohol con el estómago vacío. Es lo peor. Y en cuanto a los refrescos... soy adicta a la cocacola desde mi primer embarazo, pero tomo light siempre.

Y ahora (parece que estoy viendo vuestras caras de: "¿Y entonces, qué como?") os preguntaréis si seguís leyendo, o tenéis tal depresión que apagar el ordenador es la mejor opción.

Pues podéis comer miles de cosas, y sobre todo y más importante, sin límite, hasta que no tengas más hambre:
Todos los embutidos: jamón, chorizo, salchichón, etc.
Todos los frutos secos.
Chocolate negro (al menos de 60% de pureza) Siempre que os apetezca. Suelo tomar un trocito después de cenar todos los días.
Todas las carnes, excepto el hígado.
Todos los pescados, incluso en conserva como el atún. Cocinados como quieras.
Todos los mariscos.
Todas las legumbre
s. Cocinadas con su chorizo su tocino y todo lo demás.
Huevos sin ningú
n límite.Fritos, cocidos, al plato, revueltos... Unos huevos rellenos con atún y con mahonesa hecha por tí (hay una receta en el blog) están deliciosos. A veces me tomo 3 huevos (6 mitades rellenas) para comer con mahonesa por encima. No me quedo con hambre.

Y lo más importante. Todas y cada una de la verduras que existen en el planeta. Rehogadas en la manera que queráis, con sal, aceite, vinagretas... Eso sí. Sin patata.

Otra cosa que me costó mucho trabajo dejar, aparte del pan, fue la tortilla de patata. Hago una con calabacín que tiene poco que envidiarle. Sólo sustituir la patata por calabacín.

Un truco: las proteínas, es decir carne y pescado fundamentalmente, llenan mucho. No serás capaz de tomar mucha carne. Prueba.

No es necesario cocinar de ninguna manera especial. Puedes freir los alimentos en abundante aceite de oliva, sin límite. No has de tomar todo a la plancha. Guisarlos con cualquier verdura, limón, vino blanco. Sólo, que no pongas harina en las salsas. Para espesar deja reducir un poco más.

Cosas y truquillos que me ayudaron.-

Hice un gráfico diario que puse en el frigorífico para ir apuntando el peso
cada día. Hay personas que están en contra de pesarse a diario. A mi me ayudó mucho, porque puede observar qué alimentos me iban mejor y cuáles me engordaban. Por ejemplo: la zanahoria me engorda. Observé que cuando tomaba ensalada con zanahoria no me iba bien.
Es un proceso lento pero seguro (como casi todo) Las mujeres hemos de tener e
n cuenta que en el momento de la ovulación (a los 14 días después de la regla) es fácil que aumentemos incluso 2 kilos de peso por retención de líquidos, que después se pierden por sí solos sin hacer nada.
Cuando veía mi gráfico cada vez más bajito... un día 100 gramos, otro 300 gramos. Eso anima. También es verdad, que había momentos que no perdía nada. Aquí os pongo uno de los gráficos que guardo y para dar una idea de cómo hacerlo.

Otra cosa que me ayudó. Como ya sabéis, tengo un blog de manualidades, quiero decir que hago muchas cosas, entre ellas, coser. Aprendí de forma autodidacta a coser ropa y comencé ha hacerme algunas cosas. Ver cómo necesitaba medidas cada vez más pequeñas y el deseo de que el trabajo d
e hacerlas no fuera en vano al ganar peso, me animaba mucho. Pasé de una talla 44 y a veces 46 a la talla 36. Ahora tengo una 38, que no está mal.

En cuanto a las tentaciones, que también las hay. Antes de cometer un error y comer algo que no me convenía, pensaba si merecía la pena el placer del instante, a cambio del esfuerzo de un montón de días. Nunca compensa.
Cuando ya has perdido el peso que querías (es bueno poner una meta, 8 kilos o 20 o los que sean, y no parar hasta conseguirlo), yo tardé un año aproximadamente, puedes permitirte caprichos de vez en cuando. A veces tomo una paella o un postre hiperdulce. Ya sé que luego he de pasar unos días más estrictos, pero recupero mi peso en un par de días.

Normalmente, desayuno un trozo de tarta de esa de manzana que os comenté ayer. O una rebanada de p
an negro (de ese alemán con semillas de lino o calabaza) que aunque parezca que no es comestible, te acostumbras. Lo tomo tostado con mantequilla. Y un té (Earl Grey) con leche de soja.
En las comidas no me corto. Verduras y carne o pescado en la cantidad que quiero. No suelo tomar postre.
La merienda suelo tomar frutos secos o postres de soja (algunos son deliciosos) tipo flan o bollerías integrales suaves que voy encontrando en herbolarios y grandes superficies (cada vez hay más y están más ricas)

La cena siempre es suave y temprano. A las 8 y media suelo cenar. Muchas veces los copos de avena con leche de soja y canela (con edulcorantes) La dejo cocer sólo 5 minutos y con la canela siempre
me recuerda al arroz con leche.
Otros días tomo embutido o una tortilla francesa con un pimiento verde.

En fin, como veis no paso hambre.
Bueno espero, que haber desnudado de esta forma mi alma, os sirva de algo. He sido todo lo sincera que he podido. A mi me ha funcionado. Peso 48 kilos hace muchísimo tiempo (nos os asustéis, es que soy peq
ueñita) y pesaba 66.

No se trata de convencer a nadie. Busca tu momento y cuando estés preparado, inténtalo. Si tienes exito, genial. Sino, pues tampoco pasa nada. Pero desde luego este sistema funciona. No es magia ni facil, pero funciona. Es una forma sana y te sentirás mejor en todos los sentidos.
Un beso a todos. Yo seguiré con mis recetas. (algunas no valen
para el régimen, pero siempre lo aviso).
¡Que aproveche!

19 comentarios:

OLGUIS dijo...

hola natasha tienes toda la razon la comida chatarra y las comidas rapidas es veneno para la salud.
Y las papitas Pringels yo era amante de esas papas antes pero engorde un monton y ademas tiene mucha grasa y mucha sal.
Saludos y un buen fin de semana.
olga.

Natacha dijo...

Gracias Olguis. Me alegro de verte por aquí. Y ya sabes, siempre tendrás alguna receta que te venga bien por aquí.
Un beso.
Natacha.

Soraya dijo...

Natacha, guapa, es que en realidad es cambiar de vida alimenticia por una mejor, es verdad que las verduras son super buenas, ademas de que llenan.

Sabes Natacha? que la pena es que me gusta TODO lo que no debo comer, adoro las patatas, las pastas, y ni que se diga del arroz, pero lo ire dejando, al menos ya no como tantas como antes.

Ahora, quiero abusar de tu bondad, y pedirte la receta de la avena con la soya, no la he entendido bien, pense que la avena engordaba, ¿pero no es asi?

Una pregunta, me gusta mucho la leche fresca, aca aun la podemos conseguir recien ordeñada, dime, ¿eso puedo tomarlo?

Te doy un abrazo muyyy fuerte, y siempre te doy las gracias por compartir con esta bondad lo que has aprendido.

Un beso,

Soraya

OLGUIS dijo...

gracias natasha aunque te cuento que hoy rompi un poquito la dieta pues me comi 2 rodajas de embutido y adicional a eso un trocito del postre de leche condensada y me quedo de infarto delicioso de sabor y bien ligero no es un postre pesado y le he pues fideos de reposteria.
Saludos
olga

OLGUIS dijo...

Natasha:
He pecado con el chocolate me he comido un pequeno y un kitkat hay que cargo de conciencia que tengo ahora pero te contare que no tengo nadita de ganas de comer chocolate hasta el proximo fin de semana.
Tambien lo que pasa es que estoy en los ultimos dias del mes y ahi es cuando me da unas ganas de comer dulce terrible jaja quien habra inventado las golosinas jaja.
Saludos y una buen fin de semana.
olga.

Natacha dijo...

Querida Olguis. No te sientas muy culpable por tus deslices... ve poco a poco. Ya conseguirás no "pecar". Estoy segura. De todas formas ya eres guapisima, como tu madre, en la foto.

Soraya, no sabes la envidia que me da eso de poder conseguir leche recién ordeñada. No oía eso desde niña. Aunque siempre viví en madrid, tenía alguna familia en pueblos y para mí, esa leche recién ordeñada no era la leche que yo conocía, era otra cosa distinta.
En cuanto a poder tomarla, seguramente si la hierves y quitas toda esa nata que se forma en la parte superior, puedas tomar una poca, sin abusar.
¿Sabes lo que pasa? hay mitos en la alimentación que son difíciles de eliminar, como "la leche es muy buena" Si, es buena pero el cuerpo humano no está preparado para tomar leche entera cuando deja de ser lactante. Es muy fuerte y seguro que conoces a muchas personas con inolerancia a la lactosa y muchas personas mayores ya no pueden tolerar ni un yogurt. Es un alimento para lactates. ¿A que ningún animal adulto toma leche? Pues eso...
La avena, si se toma integral, es como la pasta de trigo. Engorda pero al tomarla integral, su composición cambia y el organismo la elimina junto con la fribra insoluble que contiene. La avena limpia no puedes tomarla, integral si. Toda la que quieras.
Yo pongo medio litro de leche de soja en una cacerola y 8 cucharadas soperas de copos de avena integral. Dejo hervir a fuego suave (no dejes de mover que se pega mucho) durante 7 minutos (me gusta que no quede babosa) y después la sirvo en un tazón y le añado sacarina líquida a mi gusto (bastante para mi) y canela en polvo, lo revuelvo... y a cenar uhmmm rico.
Un besazo a las dos. Pasar buen finde semana.
Natacha.

PIER BIONNIVELLS dijo...

natasha.. con este post., es muy facíl ponerse a dieta.. lo malo es la voluntad que a veces falla..

Pués en cuanto pueda tratare de dar un cambio a mi alimentación., pero no tan estricto.. poco a poco. por que si no.. siempre voy a recaer en las tentaciones..

Una pregunta ?..

lo de la avena?.. tiene que ser integral.. No vale la normal?..

por fa en cuanto puedas me contestas.. eso si me gustaria hacerlo para cenar en las noches..

gracias guapa..

Natacha dijo...

Hola Pier. ¿Qué tal? Me parece estupendo que vayas a intentarlo. Pero si te aconsejo que lo hagas en serio. Si eres un poco fuerte, en dos semanas, estarás tan contento y animado que te será muy facil continuar. Pero tu a tu ritmo.
La avena tiene que ser a la fuerza integral. Sino te engordará bastante. Al ser integral te ayuda a eliminar restos del organismo con la fibra que contiene. ¿Es que no la encuentras integral? Aqui no hay problema. No la tomes de otra clase o será peor el remedio que la enfermedad.
Un besote, ya me contarás.
Natacha.

Themis dijo...

Hola! Vine a visitarte. Tema interesante que tratas. Tuve problemas de peso durante mucho tiempo, vivía haciendo dietas, hasta que dejé de hacerlas, esas dietas malas de adelgazar muchos kilos en pocos días, luego se engordan otra vez y con creces. Finalmente aprendí a comer, a no saltearme ninguna comida, como desayuno, almuerzo, cena y dos meriendas, pero pienso en lo que como y adelgacé varios kilos y ahora mantengo el peso
Que pases un lindo fin de semana!

Soraya dijo...

Pasaba por aca, te dejp un beso, que disfrutes el fin de semana.

Soraya

Natacha dijo...

Hola themis. Gracias por testimoniar que es posible comer, no pasar hambre y encontrar tu peso.
Es verdad que es importantísimo no saltarse ninguna comida.
Gracias por venir.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Un beso para tí también Soraya.
Natacha.

Auro dijo...

Natacha, me gusta mucho tus artículos estan muy bien documentados y explicados, pero ya sabes que para hacer dieta como para todo en la vida, tiene que llegar tu momento...yo llevo toda la vida a dieta e intentando cambiar mi alimentación y a pesar de que cada día como mas sano, mi debilidad es la repostería....así que con eso te lo digo todo.

Un saludo y enhorabuena por el trabajo que estas haciendo.

Natacha dijo...

Hola Auro. Tienes razón, cada cosa en su momento. Yo tuve suerte y encontré el momento adecuado para empezar con mi cambio en la alimentación. Cuando tengas que hacerlo, lo sabrás. Mientras tanto te aconsejo que no hagas dietas salvajes. Recuperarás más peso del que pierdas.
Un beso y gracias por venir.
Natacha.

Lillu dijo...

Hola! Es la primera vez que paso por aquí y me resultó muy interesante tu comentario sobre la dieta. Estoy de acuerdo con casi todo lo que dices, pero esa dieta tiene un problema que algunas personas deben tener en cuenta: el colesterol. Los embutidos, los mariscos, los huevos y algún otro producto que incluyes libremente en la dieta tienen muy alto contenido en grasas y/o colesterol, por lo que no se añaden azúcares o hidratos de carbono a tu cuerpo pero sí grasas saturadas que tampoco son muy beneficiosas. Quizás las personas con ese problema (como es mi caso) deberían tener en cuenta una dieta con todo lo positivo que tú comentas de los productos integrales, reduciendo los refinados y preparados, pero limitando también los de procedencia animal.

Hacer una dieta nunca es sencillo y privarse de cosas que gustan menos aún, jeje. Felicidades por haberlo conseguido y por tus novedosas recetas :)

saluditos!

Natacha dijo...

Hola Lillu, gracias por tu apunte.
Tienes toda la razón, las dietas nunca pueden ser generales para todos. Solo os conté la forma de perder peso si eres una persona que solo le sobran unos kilitos.
Cuando hay problemas de salud, como el que tu comentas, por supuesto que nada de lo que puedas encontrar debes hacerlo a rajatabla.
El médico controla perfectamente esos temas.
De todas formas, es cierto que la ingestión de productos integrales no dañan a nadie.
Gracias de verdad por tu llamada de atención, tienes más razón que un santo..
Un beso y vuelve a venir por aquí.
Natacha.

anonimo dijo...

No entiendo algunas cosas que dices, por ejemplo no comes patatas pero comes apio frito? Las patatas tienen 75Kcal y el apio 17Kcal, pero ello en crudo o cocido, si los fríes lo que engorda es el aceite, que 10ml (2 cucharitas) son ya 90Kcal, así que no entiendo muy bien lo que dices.

De todos modos con dieta o sin ella los hidratos de carbono son indispensables para el organismo, al menos los de liberación lenta y tomados con moderación, pero no se debe prescindir de ellos. Y no sólo hablo de frutas y verduras, si no de cereales. En la pirámide alimenticia están por debajo de los prótidos...

Natacha dijo...

A ver anónimo. Los hidratos de carbono están presenten en esta dieta que hago a diario. Los panes y la harina integral son cereales y contienen todos los hidratos de carbono como los refinados. Sólo añaden la fibra, imprescindible para la salud.
En cuanto al aceite, te diré que en el primer artículo explico que no se deben contar la calorías. No es un buen sistema. No engorda el aceite, aunque lo tomes en cantidad. Te aseguro que no tengo ningún cuidado a la hora de consumir aceite de oliva.
Y te repito lo del principio. Los cereales están presentes en mi dieta cada día, varias veces.
Lo que las patatas me aportan, lo tienen otros muchos alimentos y lo que hago es eliminar la glucosa de abasorción lenta y el almidón que no me ayudan en nada.
No es un régimen tan radical como crees.
Solo se sustituyen unas cosas por otras. Mi salud es perfecta y hace más de 10 años que me alimento así.
Ya me contarás.
Un saludo
Natacha.

life in yonder dijo...

Me ha encantado este post. Tengo ganas de bajar 10 kilos de aqui al año que viene. Vuscare inspiracion en estas paginas especialmente para los dias cuando si se hace dificil. Lo bueno de vivir en noruega es que hay mucha seleccion de pan integral (del bueno), lo malo de vivir aqui es que tanto el desayuno, el almuerzo y la cena esta basado en pan con algo encima. Con un dia a dia muy ajetreado es facil cortarse una rodaja de pan, poner un poco de queso y se acabo el cuento...

Gracias por la inspiración!