domingo, 20 de enero de 2008

Cocido madrileño.


El cocido madrileño es un plato muy completo, para tomar en invierno por su gran contenido calórico. Sus ingredientes son muchos, variados y sanos.
El resultado es un plato que consta de varias partes, una vez terminado. Tendrás una riquísima sopa, un segundo plato de carne acompañado de un rehogado de verduras. Además, con las sobras (que siempre las hay) os explicaré, en otra receta, cómo hacer unas deliciosas croquetas.

Hay muchas personas que hacen el cocido en olla rápida. Esto se pude hacer perfectamente, pero si tienes tiempo y ganas, yo recomiendo hacerlo en una cacerola abierta y dejar que cueza lentamente. Total, solo tienes que vigilar de vez en cuando y mover un poquito. Pero claro, has de disponer de dos horas de cocción, cuando en una olla a presión es cuestión de 20 minutos.

Los ingredientes son muchos, pero puedes añadir o eliminar cualquiera de ellos que no te guste y experimentar por tu cuenta con otras cosas. Yo te pongo la combinación que utilizo y que te asegura que el plato es muy rico.
Las cantidades son para cuatro personas, pero yo, normalmente, hago más cantidad (el doble de todo) y congelo el caldo que me sobra y hago croquetas con el resto. Tardas lo mismo y te soluciona la comida de varios días.
El plato consta del caldo y de repollo cocido aparte y de garbanzos, que tendrás que poner en remojo la noche anterior ha hacer el cocido.

Ingredientes para el caldo:
  • 2/4 traseros de pollo.
  • 1 esqueleto de pollo.
  • 250 gr. de carne de morcillo de ternera.(o zancarrón)
  • 1 hueso de vaca de rodilla.
  • 1 hueso de vaca de caña.
  • 1 hueso de jamón.
  • 1 trozo pequeño de tocino fresco (unos 50 gr.).
  • 1 chorizo (rojo para guisar).
  • 1 morcilla de arroz.
  • 2 zanahorias.
  • 1 trozo de calabaza.
  • 1 puerro.
  • Sal al gusto
Pon todo esto en un recipiente y cubre generosamente de agua, Si lo haces en una olla a presión, utiliza el tiempo que te recomiende el fabricante. Si lo haces como yo, ponlo a fuego fuerte hasta que empiece a hervir y luego bájalo para que hierva suave durante dos horas.Cuando el caldo lleva 45 minutos hirviendo añade los garbanzos al caldo. (Si los metes en una bolsita de algodón (se vende a propósito en tiendas especializadas) luego será más fácil recuperarlos del caldo y no se destrozarán con los huesos y demás ingredientes.
De vez en cuando retira con una espumadera la espuma que se acumula en la parte de arriba y tíralo, son impurezas que no nos interesa comer. Remueve para que los sabores se vayan mezclando.
Mientras el caldo se hace haremos el repollo.

Ingredientes para el repollo:

  • 1 repollo.
  • 5 ajos.
  • Aceite de oliva.
  • Pimentón dulce.
  • Sal.
Mientras el cocido se va haciendo, en un cacharro aparte pon agua con sal y corta el repollo en trozos e hiérvelo durante 20 minutos, que veas que está tierno y retira del fuego.
En una sartén al fuego fríe los ajos enteros, cuando estén dorados retira la sartén un momento del calor y añade una cucharada de pimentón. Remueve deprisa para que no se te queme y echa rápidamente el repollo casi sin escurrir dentro de la sartén, otra vez en el fuego y rehogalo con el pimentón y los ajos.
El repollo ya está listo. Déjalo aparte para luego servirlo como acompañamiento de la carne.

A las dos horas aprox. el caldo está terminado. Coge una fuente y ve sacando todos los ingredientes del caldo.
Quita el hueso del pollo y deja la carne limpia corta en trozos el morcillo, el chorizo, la morcilla, el tocino, los garbanzos, la calabaza y la zanahoria.
Pon todo en una bandeja para que cada uno se sirva lo que quiera, después de la sopa.
Cuela bien el caldo y puedes tirar los huesos que nadie va a comer.

En el caldo ya limpio, yo normalmente pongo a cocer unas patatas (sobre todo si hay niños). Esto hace que el caldo espese un poquito. Después las patatas las sirvo con la carne.

La sopa se puede tomar como un consomé (sin pasta) o con fideos (integrales o normales) tipo cabello, muy finitos.
Una sugerencia: Si pones unas hojitas de hierbabuena en la sopa... os encantará.

Como veis es un plato complicado por el tiempo que lleva hacerlo, pero soluciona una comida completa y, si hacéis cantidad, se puede congelar todo lo que sobre.
La próxima receta haré unas croquetas con las carnes de pollo y de morcillo que seguro que os sobran.
Y un último truco. Si deseas desgrasar el caldo: Deja que se enfríe, mete en el frigorífico y se formará una capa sólida en la parte de arriba que puedes retirar tranquilamente con una cuchara y eliminarás, así casi toda la grasa del caldo, convirtiéndolo en un cocido ligero para cualquiera.
Animaros ha hacerlo.
¡Qué aproveche!

5 comentarios:

Mujer con piernas dijo...

En mi casa somos muy soperos, nos encanta el caldo que queda del cocido con fideos. UMMMM¡¡¡¡¡qué bien huele lo que has preaparado, riquísimo. Más con el hambre que tengo a estas horas. Me voy a comer.
Un beso

Mujer con piernas dijo...

Me voy al de manualidades

Su dijo...

Esta fenomenal expicado. Esto es lo ideal de internet, nos da posibilidades de conocernos sin conocernos, yo estoy aprendiendo muchisimo, y tienes razón las cosas cuanto mas naturales mejor. Besos

Natacha dijo...

Gracias Su. Estaremos en contacto, seguro.
Un beso y gracias por venir.
Natacha.

Anónimo dijo...

Y cuantos garbanzos utilizas? No lo pones en los ingredientes.