miércoles, 9 de enero de 2008

Mahonesa especial.

Es una mahonesa un poco diferente. Si te gusta el limón y el ajo, no tomarás otra.

Por curiosidad, lee los ingredientes de cualquier mahonesa que compres envasada. Todas contienen azúcar. Esto es absolutamente innecesario.
Te propongo aprender cómo se hace ésta y no volverás a comprarla. Te llevará sólo cinco minutos hacerla, es muy fácil y puedes conservarla 4 ó 5 días en el frigorífico.

Utiliza siempre cubiertos limpios para sacar o coger parte de la salsa. Es la manera de asegurarnos de que no proliferen bacterias. Cuando hayan pasado 4 ó 5 días tira lo que te quede, podrías arriesgarte a una salmonelosis. No merece la pena. Vale más hacer otro tarro de mahonesa.

Vamos a ello:

Ingredientes:

  • Aceite de girasol (se puede hacer con aceite de oliva, pero queda muy fuerte de sabor para mi gusto).
  • 1 ajo picado.
  • 1 huevo entero.(es importante que no esté frío, sácalo una hora antes del frigorífico)
  • Un poquito de agua a temperatura ambiente.
  • El zumo de 1 limón (también ha de estar a temperatura ambiente y exprímelo al momento de hacer la salsa).
  • Sal (al gusto).
Utiliza una batidora eléctrica de cuchillas. La velocidad a que debes poner la batidora es baja. Si la graduación es de 1 a 10, ponla en la posición 3 como mucho.

A muchas personas les da miedo hacer la mahonesa porque creen que se va a cortar. La manera que os explico aquí os aseguro (si lo hacéis igual) que es muy difícil que se corte. Si a pesar de todo se te cortase, tira todo el líquido y friega el vaso antes de empezar de nuevo.


Modo:

Utiliza un recipiente que sea tipo vaso grande, donde te permita un poco de movimiento de giro del brazo de la batidora.
Echa en el recipiente el huevo entero, el ajo picado y un puñado de sal (echa menos, luego puedes rectificar si es necesario).
Ahora introduce el brazo de la batidora y ,sin parar la marcha, machaca durante unos segundos el ajo y el huevo y la sal. Cuando veas que todo está más o menos triturado (15 o 20 segundos) para la máquina.

Coge el aceite y, con la otra mano (o con ayuda de alguien) pon en marcha otra vez la batidora a la misma velocidad y empieza a echar el aceite no demasiado despacio. Haz un movimiento suave circular, siempre en la misma dirección.
Verás que llega un momento que la salsa se vuelve espesa. Ahora puedes pararte y probar de sabor.
Es conveniente que añadas un chorrito de agua (ya no se te va a cortar) y parte del zumo del limón para quitarle la sensación grasa que tienen algunas mahonesas.

Rectifica de sal, de limón y de consistencia con el agua y el zumo.
Cuando la hayas hecho un par de veces cogerás el punto de ajo y limón que te guste más. Es ideal para acompañar cualquier tipo de comida: carnes, pescados, mariscos etc.
¡Qué aproveche!
Un saludo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahá! Lo que querías es que viera tu blog!
Pues me parece muy bien. El blog está muy bien presentado y es ameno.
Gracias

Our house

Miguel Pérez dijo...

Hola,has probado a sustituir el huevo por leche,queda muy bien para el verano.Seria 1 medida de leche,el doble de aceite,ajo,sal,y un poquito de limon.
Asi hago yo el alioli para acompañar la carne a la brasa y algun tipo de pescado.ya te la pondre en mi blog.
saludos

Natacha dijo...

Hola Miguel Pérez, gracias por la idea, alguna vez había oído sustituir el huevo por la leche, más que nada para evitar la salmonela. Nunca lo he probado, pero lo haré y te contaré.
Muchísimas gracias. Nos hablamos.
Natacha.